Saltar al contenido

Todo sobre María Magdalena

María Magdalena

La visión tradicional nos dice que María Magdalena fue una prostituta, pero ningún evangelio recoge ese dato. Sí se nos dice, sin embargo, que estuvo poseída por 7 demonios y que asistía a Cristo junto a los apóstoles, pero poco más. Tras la resurrección de Jesús tomó un papel importante gracias a que fue la primera persona en advertir que su cuerpo no estaba en la tumba. Por eso ha cobrado tanta importancia hasta el punto que la tradición de la Iglesia la ha llamado en Oriente “isapóstolos” (igual que un apóstol) y en Occidente “apostola apostolorum” (apóstol de apóstoles). En Oriente hay una tradición que dice que fue enterrada en Éfeso y que sus reliquias fueron llevadas a Constantinopla en el siglo IX.

¿Qué nos dicen los apócrifos de María Magdalena?

Evangelio de Felipe: María Magdalena parte como una figura clave en la vida de Jesús, tanto, que se la considera la compañera más cercana del Salvador. A pesar de que el texto aparece incompleto y que existen, párrafos y palabras no recuperables, existe un pasaje que se ha podido reconstruir, en el que se narra extraordinariamente la relación entre ella y Jesús:

“Una mujer que no ha dado luz a sus hijos puede volverse la madre de los ángeles. Tal era la compañera del Hijo, María Magdalena. El la amaba”, lamentablemente, parte del texto que a continuación completaba la frase quedó carcomido por hormigas del desierto, sin embargo, pudo reconstruirse a partir del texto de la página siguiente “los discípulos preguntaron al Salvador por qué amaba a María Magdalena más que a ellos”, restaurándose aproximadamente en la siguiente frase:…Tal era la compañera del Hijo, María Magdalena. El la amaba más que a los otros discípulos.

Reconstruida la anterior frase, las siguientes palabras que se podían leer en el texto constituían la certificación definitiva de una relación más importante y casi intima entre María Magdalena y Jesús, “y el la beso en la…” y nuevamente el hueco en la palabra clave, vacío que ha sido objeto de mucha especulación, ya que no se desvela donde la beso exactamente pero lo más probable y basándose en la gramática copta y la longitud del espacio que falta, la palabra clave podría coincidir con la “boca”, por lo que la frase completa quedaría restaurada en:… “y el la beso en la boca”.

El Evangelio de la Esposa de Jesús

A colación del punto anterior, no deja de ser sorprendente la cantidad de datos que apuntan a la posibilidad de que el nazareno estuviera casado con María Magdalena.

En el año 2012, salió a la palestra un trozo de papiro escrito en copto un tanto misterioso. Todo lo relacionado con este texto está impregnado de rareza. En primer lugar porque se desconoce quien es el dueño, pues solo lo cedió para que se estudiara durante un breve periodo de tiempo, con la condición de permanecer en el anonimato. Se realizaron algunos estudios e incluso varios documentales al respecto. Los estudios arrojaron conclusiones totalmente dispares, desde quien dijo que era totalmente falso hasta quienes creen 100% en su autenticidad. Pero antes vayamos a lo que dice el texto en sí.

El primer fragmento del papiro dice «Jesús les dijo: mi esposa…». En otra parte del papiro Jesús habla de su madre y de su esposa, a una de las cuales se refiere como María. Además, los discípulos discuten si María es digna y Jesús contesta: «puede ser una de mis discípulos». 

Personalmente, me parece muy raro que en un texto tan pequeño haya tantos datos importantes. Quiero decir que si algún falsificador decidiera crear un pequeño papiro, haría exactamente esto, aportar datos que supiera que levantarían expectación. Porque no existe ningún renglón que no contenga algo sorprendente.

Mi esposa: Esta escrito con un posesivo en idioma copto que no da lugar a malas interpretaciones.  Después el nombre de ella: María. Y por último, la afirmación de Jesús diciendo que puede ser una de sus discípulos. Si es una falsificación, el autor sabe de la polémica existente en los primeros años del cristianismo acerca del papel de las mujeres y, también, el contenido de otros evangelios que tratan el tema, como el de Felipe o el de María Magdalena.

El Carbono 14 a la ayuda

Solo dos años después, el dueño anónimo del fragmento, permitió su datación por Carbono 14. El resultado fue que la antigüedad del papiro se remonta a un periodo comprendido entre los años 650 y 870 de nuestra era. Este dato nos dice que puede ser verdadero y ser una copia de otro más antiguo escrito en griego. Pero esto no es definitivo, ya que un supuesto falsificador pudo haber comprado el papiro, puesto que hay cientos de este tipo en blanco para comprar en los mercadillos de El Cairo. Nos falta pues un análisis de la tinta del manuscrito para saber si está hecha con materiales modernos, aunque yo me pregunto. ¿Acaso un falsificador experto no sabría que materiales o componentes usar para crear la tinta? Por lo que este examen se me hace también insuficiente.

Solo nos queda lo que dicen los expertos en evangelios antiguos y como decía, la cosa está 50/50. Los que están en contra tienen una tesis que me parece demoledora: El texto del papiro pudo haberse escrito utilizando tan solo fragmentos de otros apócrifos. Es decir, el falsificador solo tuvo que haber copiado unas frases para componerlo.

Sea como fuere, creo que no sabremos la verdad hasta que no aparezca un texto más extenso que contenga todas estas frases.